OSTEOPATÍA ENERGÉTICA INFORMACIONAL: MÉTODO POYET-PIALOUX

La Osteopatía Energética Informacional es el método terapéutico resultante de la evolución del enfoque de tratamiento manual propuesto por Raimund Maurice Poyet.

mariposa

R. M. Poyet, fisioterapeuta y osteópata de formación, observó en su práctica asistencial la importancia de la incorporación de la intención en el gesto terapéutico en detrimento de la fuerza aplicada, siendo la presión necesaria para desencadenar el movimiento "la que haría una mariposa al posarse sobre la hoja de un árbol". A partir de esta premisa y de una pormenorizada observación del cuerpo, de su comportamiento y de la distribución y funcionamiento de determinadas zonas reflejas, desarrolló un modo de trabajo personal que difundió a lo largo de su vida: El Método Poyet.

Este método se fundamenta en el Movimiento Respiratorio Primario (M.R.P.), es decir, un movimiento fisiológico y rítmico que, teniendo como lugar de origen la sincondrosis esfenobasilar (S.E.B.), se propaga a cada estructura y tejido corporal a través del sistema fascial o conectivo. Ante cualquier disfunción o lesión somáticas el MRP se ve alterado, por lo que el primer paso para la equilibración tisular, desde la perspectiva de Poyet, es la armonización del mismo o, lo que es igual, de la motilidad de las estructuras afectadas.

craneo perfil

Una característica identificativa del Método Poyet es la utilización de somatotopías craneales para realizar el diagnóstico y comprobar la situación post-tratamiento. Es decir, la existencia de puntos reflejos situados sobre los huesos del cráneo y cara, donde quedan representadas todas las regiones del cuerpo, van a posibilitar emitir un diagnóstico muy preciso de la disfunción del paciente y de la respuesta corporal tras el tratamiento.

Según la filosofía de trabajo de Raimund Maurice la aplicación terapéutica debe estructurarse en cuatro niveles de escucha y actuación.

sacro

En el primer nivel debe equilibrarse el eje corporal, representado por el eje cráneo-sacro. Las primeras maniobras terapéuticas deben ir enfocadas a la liberación del sacro y la pelvis, considerándose el primero una pieza clave para la correcta transmisión de fuerzas y cargas desde las extremidades inferiores a las superiores y viceversa, compartiendo protagonismo a tal efecto, los elementos rígidos (huesos) y tensiles (músculos, ligamentos, fascias) del conjunto del cuerpo.

El segundo nivel de actuación focaliza su trabajo sobre la periferia, identificándose ésta con el pie y la mano. Poyet consideraba que el tratamiento de los pies era fundamental debido a la infinidad de microtraumatismos de repetición que reciben y a la gran cantidad de acción reflexógena que poseen.

Tras la liberación del MRP de cualquier estructura se libera la motilidad y se facilita el movimiento de la misma. Y como resultado de su agitación interna y la fluidez de sus componentes aparece un movimiento lemniscatorio que engloba a cada una de sus partes, proporcionándole entidad y unidad al conjunto. Este es el objetivo del tercer nivel de tratamiento, cuya consecución será posible a través del tratamiento de las llamadas vértebras craneales, las cuales representadas en diferentes huesos del cráneo y tratadas en la periferia (sobre los pies), nos permiten armonizar el movimiento lemniscatorio de cada estructura corporal, hecho que condicionará gran parte de la eficacia de los tratamientos y disminuirá la frecuencia de recidivas.

esquema

En sus últimos años, Raimund Maurice Poyet, buscaba la forma de completar su método y estos tres niveles de actuación incluyendo el modelo energético a la práctica osteopática y manual. Esto fue posible gracias a la colaboración y participación en sus cursos de formación del fisioterapeuta, osteópata y acupuntor, Marc Pialoux.

candelabro

En Osteopatía Energética Informacional o Método Poyet-Pialoux se ha incorporado esta línea de trabajo con la que Poyet trataba de perfeccionar su método. Marc Pialoux fue quién inició este camino cuando Poyet aún vivía y es el encargado de realizar dicha tarea en la actualidad. Tras su largo recorrido como estudioso de la Medicina Tradicional China y de las técnicas manuales ha diseñado la forma de incorporar el modelo energético a la praxis manual.

Esto permite la fusión de dos modelos terapéuticos completamente diferenciados hasta la actualidad: el modelo oriental y occidental, en pro de una visión más global del individuo, en el que no se pueden separar el cuerpo físico, el psíquico y el energético.